MIRO: SURREALISMO Y SIMBOLISMO

El artista catalán Joan Miró (1893-1983) presenta una singular paradoja. Es uno de los pintores más conocidos en Catalunya pero también es uno de los más incomprendidos. Sobre su original obra pesan los prejuicios más absurdos que devalúan su aportación artística y su merecido reconocimiento. Aportamos aquí unas claves de interpretación de su obra con la esperanza de erosionar esta tendencia tan negativa y esteril. Miró demostró una gran inclinación por el dibujo desde su infancia. A los catorce años se matriculó en la Escola de Belles Arts de Barcelona. Aunque por la presión paterna, tuvo que compaginar estos estudios con los de Comercio. Sus primeros dibujos plasman de forma realista los paisajes de Tarragona y de Mallorca. Finalizados sus estudios se instaló en un estudio pintando bajo la influencia del fauvismo y del cubismo. Organizó su 1ª exposición individual en 1918 en la galería Dalmau de Barcelona. Entre marzo y junio de 1919 se trasladó a París donde transformó su estilo pictórico.

CIENTO DIEZ AÑOS SIN VERNE

El 24 de marzo de 1905, en Amiens, murió Jules Verne. "Hacia la inmortalidad y la eterna juventud" dice su epitafio. La imagen estereotipada de Verne (Nantes, 08-02-1.828)como "profeta de la ciencia" y "educador de la juventud" impide conocer y valorar su obra, pese a ser, según la UNESCO, el autor francés más traducido (aunque mal eincompleto). Muchas de sus novelas no son de anticipación científica, que tampoco es tal. Sus fuentes de informacióneran textos divulgativos, a remolque de la investigación. Verne -marinero frustrado y abogado por imposición paterna- tenía 25.000 fichas sobre astronomía, física, matemáticas, paleontología, geografía, etc. Como Leonardo da Vinci, tenía una curiosidad multidisciplinar y según Marc Soriano, una mal aceptada bisexualidad.